divendres, de novembre 11, 2005

EL CLOWN: LES EMOCIONS EN ACCIÓ




El dijous 17 de novembre a les 18:00 a la SGAE http://www.sgae.es (C./ Blanqueries 6) tindrà lloc la conferència d'Hernan Gené. Premi Max 2004 amb l'espectacle Horacios y Coriaceos de B. Brecht. Per saber-ne més: http://www.odinteatret.dk
http://www.notodo.com/cultura/sobre_horacios_y_curiacios_bertolt_brecht_la_abadia_clown.html
MÉS SOBRE PALLASSOS I MIM:
Què és un pallasso de teatre i un pallasso de circ?
Quina és la diferència entre els pallassos i els mims?

Què tenen en comú tots dos amb els humoristes mediàtics actuals?
Per respondre a totes aquestes preguntes i moltes més que tindreu en el cap us hem preparat un itinerari per la xarxa amb referències d'ací i d'allà:
http://www.ecole-jacqueslecoq.com
http://personal.telefonica.terra.es/web/loscoloresdelavoz/
http://www.carlescastillo.net
http://www.circogranfele.com/spanish/granfele/rafapla.html
http://www.potdeplom.com
http://www.elterrat.com

Compte! Una de les observacions que va fer Laura Useletti l'anterior sessió es referia al fet de la quantitat de Ricards III i Ubus que s'estan muntant darrerament a l'Estat Espanyol. I la pregunta seria, què ha passat en els últims anys en el món?

http://www.pangea.org/etane/catala/ccampanya1.htmClown y teatro
En los años que llevo dando clases de clown y trabajando el mundo de ese personaje he llegado a percibir que cada vez que digo la palabra “clown” estoy hablando de teatro, en el sentido más auténtico y profundo del término.
No puedo dejar de ver que cuando digo que los clowns trabajan para el público, al mismo tiempo estoy creando una referencia a ese enorme grupo que es el de los actores; ¿qué actor, en definitiva no trabaja para el público? Y que cuando digo que los clowns miran a público no puedo dejar de preguntarme si existe algún actor que no trate de mirar al público, por más expresamente prohibido que lo tenga por el director, ya sea escudándose en algún momento de la pieza en la que está relegado a un segundo o tercer plano y cree que nadie lo está mirando o perpetrando orificios en las cortinados de los teatros por los que pasa. Todos los actores trabajan para el público, todos los actores miran a público; los clowns lo hacen obvio, nada más. Esa es la diferencia. El personaje acepta las debilidades humanas del actor y las pone es escena.
El enorme grado de verdad y la gran exigencia de entrega, vulnerabilidad y humildad que el trabajo del clown requiere están en la base de todo arte teatral. Profundamente stanislavskiano, este trabajo requiere de una conexión con uno mismo y con el partener (muchas veces, el público) tan afinada como la necesaria a la hora de representar Chejov.
La verdad en el escenario, esa joya tan apreciada y tan difícil de encontrar, es fundamental a la hora de investigar sobre este personaje. No se trata, está claro, de ponerse una nariz roja, un traje estrafalario y salir a contar unos chistes y darse unos golpes; se trata de encontrar y expresar la intimidad de un ser humano, su desprotección y su enorme necesidad de amor. No es nada fácil pararse delante de la audiencia totalmente desarmado y, simplemente, mirarles a los ojos; hay que ser muy valiente para poder hacerlo. La mayoría lo logra partiendo de la inconciencia. Simplemente no saben, al llegar, qué es lo que se les va a pedir. Por suerte, porque estoy seguro de que la gran mayoría no vendría si supiera de qué irá el trabajo.
Creo que el trabajo de clown es muy útil si no fundamental para la formación del actor, sea el que sea el género al que quiera dedicarse o al que la dura vida que eligió lo arrastre. Todas las escuelas de teatro deberían dedicarle mucho tiempo a investigar el clown con sus alumnos y a reflexionar sobre los paralelos con todo el arte teatral, incluyendo la danza y la ópera, grandes formas también de teatro.
Clown y teatro están para mí firmemente unidos por lo esencial y lo intangible.

3 comentaris:

  1. Teniu molta raó, fa dos anys jo també vaig muntar un DUSAN GOLE

    ResponElimina
  2. És de veres... pense que les manifestacions contra la guerra van donar els seus fruits. Molta gent es va sensibilitzar de la bestiesa i el "trerratremol" emocional que produeix entre la població. I les gents del teatre estigueren atents a captar aquesta realitat social amb els seus muntatges que, com no podia ser d'una altra manera, ens fan reflexionar per mitjà de l'art.
    Qui vulga saber més sobre Valentí Piñot http://webs.ono.com/usr003/vpinot/02.htm

    ResponElimina
  3. Anònim7:25 p. m.

    Després d'haver treballat una mica el clown et fa sentir molt més relaxat perquè posant-te en la pell d'aquest tipus de personatge ho veus tot d'una altra manera.
    Ismael

    ResponElimina

Tus comentarios nos interesan: